“Recuerdo a mi abuelo apoyado en la esquina de su casa cada día. Sobre la media tarde salía a sentir el viento, pasar el rato y posiblemente, como ahora entiendo, a encontrarse con las historias de su vida”.

Este espacio está dedicado precisamente a eso, a las historias de nuestra tierra, de nuestro origen, en definitiva, a las historias de nuestra vida.

Las tabernas de mi pueblo hace cien años

El lavadero de Azagra

El milagro del constante renacer

Historietas, cuentos, anécdotas, vivencias y curiosidades costumbristas de nuestra tierra.